Otras noticias:

 

Adiós a Paco Rabal
Jorge Amado muere a los 88 años
Juan García Ponce, premio Juan Rulfo 2001
Vila-Matas, ganador del premio Rómulo Gallegos
Javier Cercas y el relato real
Mi hermana Frida Kahlo
José Balza
Juan Rulfo, fotógrafo
La fiesta del Cervantes
El cielo abierto
Buñuel y la mesa del rey Salomón
Domenica
Entrevista a Montxo Armendáriz
Mirtha Ibarra
Sólo Mía
La mejor "música del mundo" en la Fnac
Semana argentina
Latinos en NY
Joaquín Sabina
Peret
Estrella Morente
Hijas del Sol
Rosendo
Alberto Garcia-Alix
PhotoEspaña 2001
Concurso foto online "Acctec"
Arco: terror en el supermercado

 

 

 

 

Imprime esta página

Envía esta noticia a un amigo

ClubCine | Noticias

Sólo mía
Estreno en la cartelera española

 

Los malos tratos llegan a las pantallas. El triunfo del cine con carga social ("Barrio", "El Bola") no podía eludir el más grave de ellos (junto con el de la inmigración). Javier Balaguer se estrena como director de largos arropado por el 'afrancesado' Sergi López y la incipiente actriz de cine Paz Vega, dos de los actores españoles más deseados.

Un matrimonio que se atraganta con las perdices y no culmina su ciclo vital como vaticina el sacramento, sino más bien a imagen y semejanza de las estadísticas funestas de los malos tratos. Este es el argumento de "Sólo mía", la primera película de Javier Balaguer, protagonizada por Sergi López ("Joaquín") y Paz Vega ("Ángela").

Ella es una joven muy atractiva, interesada en dirigir su futuro y, aparentemente, nada anclada en atavismos machistas. Él, un macho ibérico, de tan paternal rechoncho, que de las carantoñas sube escalofriantemente a las castañas. Y conforman una pareja "basada en hechos reales" que, aunque parezca increíble, en el cine se expone a sufrir un barniz de suavidad. Porque si los espectadores ven, tal cual, cómo se produce una escena de malos tratos, la carrera comercial de "Sólo mía" corre, quién sabe, el grave peligro de morir en el pre estreno.

Y es que la realidad supera a la ficción en este caso más que en ninguna otra epopeya. Pero la veracidad y el tono de denuncia de este filme en rodaje no están en entredicho. Paz Vega (a quien veremos en primer plano en "Lucía y el sexo" de Julio Médem) se trabajó su Stanislasky en una casa de recuperación para mujeres maltratadas.

"Allí conocí de primera mano la historia de 17 mujeres y comprobé el estado físico y psicológico en el que llegan", repasa antes de recibir cachetes más que 'picantones' como "Ángela". Sergi López, el actor español más internacional del año con permiso de Bardem, suponemos que 'sólo' habrá necesitado disfrazarse de malo, un antagonista anónimo bastante más escalofriante, por su aparente y anodina "normalidad", que Hannibal Lecter.

En un piso cualquiera de una ciudad suenan dos disparos. Poco después, la víctima, sobre una camilla, es trasladada por los pasillos de un hospital. Tiene fuertes magulladuras. Así acaba la historia de amor entre Joaquín y Ángela.

Ambos se conocieron en el lugar de trabajo y poco después se casaron. Tenían planes de fundar una familia y no tardaron en tener su primer niño. Joaquín era cariñoso y servicial. Ángela, amante de su casa y esposa ideal. ¿Entonces, qué pudo ocurrir? ¿Por qué Joaquín cambió tan de repente?

 www.solo-mia.com (La página oficial de la película)